¿Cómo Diferenciar los Distintos Tipos de Vino?

¿Cómo Diferenciar los Distintos Tipos de Vino?

Como seguramente sabés, el vino no se resume en un solo tipo de bebida. Existe una amplia variedad de estilos, sabores y presentaciones. Muchas personas que están comenzando tienen este conocimiento, pero suelen tener problemas para distinguirlos o combinarlos con alguna comida, por ejemplo.


Por esta manera, decidimos hacer una breve recopilación de las características más importantes para aprender a hacerlo desde casa. Así que acomodate en la silla y prepará las copas, ¡que arrancamos!


Variedades de Uva

Lo primero que tenés que saber es que cada tipo de uva le da su toque mágico al vino. ¿Te suena el Cabernet Sauvignon? Ese le da ese gustito a frutas negras que a muchos les encanta. Si estás buscando algo más suave, probá con un Merlot. Pero si preferís un blanco, el Chardonnay es como tomarse un trago fresco de frutas tropicales.

 

Color

Si te sirven un buen vino o ya tenías uno en casa, mirá el color. Si es rojo intenso, seguro es un tinto. Si está más clarito y brillante, es un blanco. No te olvides de los rosados, que son un nivel intermedio entre el tinto y el blanco.


Aromas y Olores

¿Te imaginás estar en un jardín de frutas y flores? Bueno, algo similar es la experiencia de sumergirse en los aromas de un buen vino. Hay tintos que huelen a ciruela y vainilla, otros blancos que te recuerdan a manzana y limón. Te sorprendería saber la cantidad de sutiles aromas que podrías descubrir si te tomás el tiempo necesario.


Cuerpo y Estructura

Te recomiendo pensar en el cuerpo del vino como su personalidad. Hay vinos que son como esos amigos que te hacen reír todo el tiempo. Son ligeros porque se sienten livianos y poco invasivos. Después tenés a los que son más intensos, con un cuerpo más pesado,  pero tienen otras sensaciones muy interesantes.


Dulzura y Acidez

Te gustaría probar una sensación más fresca, buscá vinos secos. Estos no tienen ese toque dulce, sino más bien un gusto a acidez muy distintivo. Ahora, si te gusta un poco más dulzón, los vinos dulces son tu opción. ¿Qué te parece un postre con un vino dulce? ¡Es un combo ganador!


Etiquetas y Orígenes

Las etiquetas pueden ser como mapas para descubrir el origen del vino. Fijate bien en las denominaciones de origen, que son como las direcciones de donde viene el vino. Ahí te das una idea de qué esperar. 

Si es de Argentina, vas a poder sentir un vino de gran concentración, expresivo y frutal, con una tanicidad amable. 

En cambio, el vino chileno es muy frutal, aromático y con mucho cuerpo, pero con menos cantidad de taninos. 

El vino uruguayo es más intenso, potente y tiene cierta influencia de los vinos procedentes de Francia. 



Maridaje de Comida

¿Te encanta disfrutar de un buen asado? Entonces, un tinto va a ser tu compañero perfecto. Pero si preferís los mariscos o pescados, los blancos son tu opción. Acá no hay reglas fijas, así que experimentá y descubrí tus combinaciones favoritas. 


Para cerrar, les contamos que diferenciar los tipos de vino es como conocer a nuevos amigos. Así que no tengan miedo de explorar, probar y disfrutar. Los invitamos a buscar una copa, brindar con sus seres queridos y celebrar la vida con una buena cosecha. 



Regresar al blog
1 de 3